The Walking Dead…o como morir de gloria

Image

Debo reconocer y reconozco que me enganché tarde a esta serie de la AMC, no me llamaba la atención, ni siquiera creí que llegase a ver un episodio, ni con los espectaculares spots publicitarios en “LaSexta”, los cuales se anunciaban entre vísceras, zombis por doquier, y un “argumento” de peso: “La serie más cara del momento”, en el cual, según el anuncio, el primer episodio, había costado nada más y nada menos que la friolera cifra de 1.000.000$, y aún con esas, no llegó a despertar en mi el más mínimo interés.

Image

Hasta que un día, hablando con un conocido, en uno de mis ratos libres, salió el tema de conversación y de lo “guapa” que estaba la serie según él, cosa que me hizo reflexionar, y darle por fin una oportunidad. Y de que forma, viendo la primera temporada completa en menos de 3 días(tampoco tiene mucho mérito, sólo había 8 episodios).Y debo confesar que me gustó, hasta tal punto que el hype se apoderó de mí, de ver a ese Sheriff de Georgia, que despertó en la cama de un hospital, y casi moribundo salió al mundo, sin ser consciente de lo que se venía encima, buscarse la vida, para buscar a su hijo y a su mujer.

Y aquí se presenta al grupo, tíos duros como Shane, Merle, Daryl. Personajes pastelosos como Lory, o el pequeño Carl. Y prácticamente irrelevantes como Jim o Amy(la hermana de Andrea), o exóticos como el chino Glenn(está bien, es coreano y ex-repartidor de pizzas).

Y un diverso grupo que llega desde Atlantic City hasta un laboratorio en el que más o menos dicen que todos se convertirán en lo que ven, y un virus interior que no tiene cura.

Llega la segunda temporada y comienza el declive

Las expectativas bajaron durante la segunda temporada, esa temporada, que transcurre en una granja, en los que hay capítulos en los que no ves un solo zombi(o caminante), y te preguntas, si es una serie de “terror” o es “La casa de la pradera parte 2”. Y renace con un giro de guión inesperado en el último suspiro, en el cual quedan “desterrados” a vagar por el solitario mundo siendo pasto de los caminantes.

La cárcel y Woodbury

De una totalmente azarosa, nuestro grupo, no más numeroso, pero con bastantes caras nuevas, Hershell el granjero, Maggie y un ¿largo? etcétera de personajes. Al que pronto se unirá Judith y entre otro elenco de bajas, está, creo yo, la muerte más deseada de la historia de las series de televisión: Lory muere(¡ALELUYA!).

Y aquí empieza a venir el declive total, en el cual nuestros personajes, en “misión exploración” llegan a Wodbury, donde se encontrarán con “El Gobernador”, que tras horas y horas en las cuales no ocurre nada, debido a rencillas estúpidas y sin sentido alguno(malditos guionistas), hace que la serie abandone ese cariz tan terrorífico y de suspense que hacía que en más de una ocasión se nos encogiera el corazón, o se nos acelerara a causa de la intriga de la trama.

Terminada la temporada, con la muerte de Andrea, y la “feliz” vuelta a la prisión, en la cual se unen ex-ciudadanos de Woodbury y el asentamiento definitivo de Michonne con el grupo, piensas que más bajo no puede caer la serie, aunque sigues viéndola por inercia y ya no la esperas, si no que viene ella sola a ti(a diferencia del inicio de 2ª y 3ª temporada).

Image

4ª Temporada…mejor dejarlo aquí

Y comienza la cuarta temporada, te sientas en el sofá, coges el mando, seleccionas el capítulo que vas a visualizar, y piensas…”A ver que nos deparará esta temporada”. Una vez pasado la introducción(Brillante, por cierto), vuelves a la realidad, y parece que se repetirá el guión de la segunda temporada: “Los mundos de Yupi, versión zombi”. Y es que esa, es la primera impresión, cuando te das cuenta de que hay un huerto en el “jardín” de la prisión, con un jardinero de lujo, pero… todo empieza a chocar cuando ves que hay CERDOS!, y en este punto, te asalta la pregunta…”¿Donde habrán sacado esos cerdos?”. Hasta que esos cerdos, o mejor dicho, uno de esos cerdos, “infecta” a los habitantes de la prisión con un misterioso virus(de momento incurable) que hace que a los pocos días, nuestros queridos personajes, se conviertan en caminantes.

Y hasta este punto, todavía va todo “bien”, pero…aparece él, y piensas, ¡Oh no! Otra vez no…vuelve a aparecer nuestro pirata favorito, “El Gobernador”. Un gobernador desterrado, sin grupo y que vaga durante meses(o eso nos deja entrever) por el vacío mundo infectado de zombis. Hasta que llega lo predecible…vuelve a “gobernar” un grupo y va a buscar a su archienemigo Rick Grimes.

La historia se repite, y mejor una cancelación a tiempo, que televidentes pidiendo que rueden cabezas(de las de verdad)

Seguiremos informando…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s